Hiperhidosis Axilar

Es la producción exagerada de sudor en la cara, manos, axilas o pies, por una disfunción del sistema nervioso simpático. Esto ocurre por una alteración del sistema nervioso simpático, que se caracteriza por una producción excesiva transpiración en esas partes del cuerpo, que se conoce como ‘Hiperhidrosis Primaria’ y que se inicia habitualmente en la infancia.
La Hiperhidrosis provoca molestias sociales, psicológicas y ocupacionales severas dado que el paciente siempre está sudoroso.

Aplicación de BOTOX

La Toxina Botulínica Tipo A es actualmente un tratamiento muy efectivo para la hiperhidrosis en axilas. La aplicación de BOTOX es uno de los métodos más novedosos y efectivos para el tratamiento de esta enfermedad, especialmente en la zona de las axilas, que ya cuenta con la aprobación de organismos reguladores como la FDA en USA y el ISP de Chile.

El medicamento es aplicado a través de inyecciones intradérmicas en forma dirigida a la zona de sudor excesivo, optimizando los resultados obtenidos.

El procedimiento es mínimamente molesto y en el tratamiento de la hiperhidrosis axilar no suele requerir ningún tipo de anestesia Los resultados se hacen notorios en tres a siete días ya que se observa una franca disminución de la transpiración o sudor. La duración es variable en cada paciente, en Chile el promedio de duración de los efectos en el tratamiento de las axilas es de 9 meses transcurrido ese tiempo se reaplica obteniéndose resultados más prolongados con las sucesivas aplicaciones. Un tercio de los pacientes resuelve su problema en forma definitiva, y en caso de volver a sudar, la mayoría de los casos es menor que antes del tratamiento, requiriéndose en ocasiones hacer un nuevo tratamiento al año siguiente.

En todos los casos el tratamiento es ambulatorio y lo deben aplicar especialistas entrenados en una Sala de Procedimientos autorizada.

Este tratamiento se realiza en nuestra consulta de Santiago Centro y también en Las Condes en el sector oriente de Santiago.